La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

lunes, 16 de julio de 2012

2ª Entrada del día: España jamás saldrá de la crisis ( 65 ). Hace décadas que se nos agotó el carbón.







Del mismo modo que hace años se agotó el carbón en España, dentro de pocas décadas también se agotará el petróleo a nivel mundial. Ése será el punto final a nuestra civilización industrial.


                                              Haciaelcolapso






( A Yolina, a la que tanto quiero y tanto le debo. La persona más brillante que he conocido )











En este artículo hablaremos del agotamiento del carbón español en general, pero voy a centrarme más en el carbón asturiano en particular ya que Asturias es la provincia carbonera por excelencia y es el tema que mejor conozco. Soy hijo, nieto y biznieto de mineros langreanos.

En Asturias hace siglos que se sabía que había carbón pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando se comenzó a explotar a nivel industrial. Fueron los ingleses y los galeses los que enseñaron las técnicas mineras a los asturianos. A los niños que eran aprendices en la mina se les denominaba guajes - chaval en asturiano -. Los lingüistas no se ponen de acuerdo si esa palabra es de origen inglés, holandés, gaélico - descendiente del celta -, o incluso polaco.

En Asturias se construyó el segundo ferrocarril de España, el Ferrocarril de Langreo, que transportaba carbón desde el valle del Nalón hasta el puerto de Gijón. Previamente se transportaba en chalanas - barcas - que iban por el Nalón, y en carretas, de ahí el nombre de Carretera Carbonera, que es la vieja carretera que une Gijón con Langreo, ruta que seguían los carros.

Luego se construyó el Ferrocarril Vasco Asturiano, éste trasladaba carbón desde la cuenca del Caudal hasta el puerto de San Esteban de Pravia, para desde allí ser transportado. El plan original era construir el puerto en la playa de la Concha de Artedo - Cudillero -, ya que por su gran profundidad era ideal para construir allí el puerto, pero esta opción fue descartada ya que estaba más lejos y era de más difícil acceso.

A título de curiosidad decir que esta playa fue una base secreta de submarinos alemanes en la II Guerra Mundial. En sus inmediaciones hay pecios de submarinos germanos hundidos por los ingleses. En el ayuntamiento de Gijón existen planos de un puerto que querían construir allí los alemanes en cooperación con Franco, sería el mayor puerto de Europa ya que iría desde La Providencia hasta el puerto de El Musel, lo que equivale a toda la costa del concejo de Gijón.

La construcción de ese ferrocarril está plagada de anécdotas como la huelga que hicieron sus trabajadores, hartos de comer tanto salmón ya que por aquella época el Nalón y el Caudal eran ríos limpios y llenos de salmones.

Alfonso XIII comenzó a construir un ferrocarril que llevase el carbón asturiano hasta la base naval de El Ferrol, tarea que finalizó Franco, pero este ferrocarril jamás llegó a transportar carbón ya que para esa época - año 1972 -, los barcos hacía tiempo que se movían a gasóleo.

En fin, voy a dejar la Historia, que es un tema apasionante pero nos hace salir del hilo troncal de este artículo.

Hasta la Guerra Civil, España se abastecía fundamentalmente de carbón asturiano, siempre en dura competencia con el inglés. La industria prefería el inglés ya que no necesitaba ser lavado . La época dorada del carbón asturiano fue durante la I Guerra Mundial ya que apenas podía llegar carbón inglés. En 1919 había en Asturias 34.000 mineros, en 1958 llegó a haber 52.000 mineros, el máximo de la historia de la minería asturiana. Hoy son poco más de 2.000.

El carbón asturiano, palentino y leonés surtía a la industria siderúrgica vasca y asturiana, principalmente. También era utilizado para el transporte y para calefacción. Luego, tras nuestro aislamiento internacional que finalizó a mediados de los años 50 del pasado siglo, y los ulteriores planes de desarrollo, se mantuvo esta situación.

A mediados de los años 60 España crecía a tasas de hasta el 13 % anual, lo que hizo aumentar enormemente nuestro consumo de energía. Se empezaron a construir centrales nucleares, ya que son con diferencia las que más energía proporcionan, al mismo tiempo que se comenzaron a construir centrales térmicas de carbón en las zonas de producción carbonera.

Así se construyeron las central térmicas de Puentes de García Rodríguez ( La Coruña ); Andorra ( Teruel ); Ponferrada, y La Robla  ( León ); Guardo ( Palencia ); y las de Soto de la Barca, Soto de Ribera, Lada, y Aboño, en Asturias.


A mediados de la década de los 60 la mayoría de las minas de carbón asturianas estaban quebradas. En 1967 el Estado creó HUNOSA - Hulleras del Norte Sociedad Anónima -, empresa pública que dio pérdidas desde el primer día.


Estas centrales térmicas en principio se abastecían de carbón autóctono, pero en poco tiempo se comprobó que era mucho más barato y de mejor calidad el carbón de importación. A modo de ejemplo decir que una tonelada de carbón sudafricano puesta en el Puerto de el Musel ( Gijón ), es del orden de 12 veces más barata que una tonelada de carbón asturiano, y además de mucha mayor calidad, su poder calorífico es tal ( la " potencia " del carbón se mide en calorías ), que en los montones de carbón almacenados ante las centrales térmicas, el carbón sudafricano, sólo con efecto del sol, a veces comienza a arder, motivo por el cual le echan carbón asturiano por encima, para taparlo. Es tal la potencia del carbón sudafricano que en los hornos lo rebajan con carbón asturiano.


España importa carbón de Sudáfrica, USA, Polonia y Colombia, principalmente. Recuerdo una conversación que tuve hace años con un ex minero estadounidense. Yo le decía que en las minas asturianas se posteaba - colocar vigas de sujección - con troncos. Él se sorprendió, me decía que en EE. UU las columnas de sujección dentro de las minas eran del propio carbón. también se sorprendió cuando le dije que en Asturias había que lavar el carbón, ya que en los USA lo queman tal cual sale de la mina.


Está claro que con países que tienen un carbón tan abundante y de tanta calidad es imposible competir. 


Salvo en las provincias de La Coruña y de Teruel, que son minas de cielo abierto y están casi agotadas, el carbón español procede de la cordillera cantábrica donde se encuentra en vetas diagonales de un máximo de 80 centímetros de grosor, lo que hace difícil su extracción y casi imposible utilizar grandes rozadoras. Este carbón se extrae con martillo neumático, luego resulta carísimo. A continuación debe ser transportado a lavaderos que se encuentran a kilómetros de distancia donde se le quita la parte de escombro que lleva.


Las pocas minas privadas que quedaron tras la creación de HUNOSA, con el tiempo también entraron en pérdidas, por lo que tuvieron que ser subvencionadas por el Estado. Muchos de estos empresarios recurrían a la estafa de mezclar carbón importado con carbón nacional, y así venderlo como español y cobrar la subvención. Llama la atención que en un sector que está quebrado, su mayor empresario privado, Victorino Alonso, sea multimillonario.


El carbón se está agotando en todo el mundo, por eso su precio no para de incrementarse. En ocasiones hemos hablado en Haciaelcolapso de uno de los más conocidos tentáculos de la Superélite, Goldman Sachs, pues bien, esta banca de especulación - ellos dicen de banca de inversión, pero en esta bitácora nos gusta llamar a las cosas por su nombre - está acumulando centenares de miles de toneladas de carbón colombiano en el puerto de El Musel, a la espera de que el precio mundial del carbón pegue el petardazo y así multiplicar por 2, por 3 o por más, el dinero invertido en un carbón extraído en minas donde trabajan niños.


¿ Cuándo pegará el petardazo ? Pues en el momento en que estalle la guerra de Irán y en Europa casi nos quedemos sin petróleo ni gas. 


El nuevo superpuerto de El Musel tiene capacidad para almacenar millones de toneladas de carbón. Ese carbón, mediante el proceso Fischer - Tropsch - así se abasteció de combustible Alemania durante la II Guerra Mundial - puede surtir a Europa de combustible mientras dure la conflagración, y más allá.


Negocio redondo para los " inversores " de Goldman Sachs.


El continuo acopio de carbón en el superpuerto gijonés puede darnos una idea de cuándo comenzará esa guerra.


El carbón, junto al gas natural y al petróleo, es uno de los tres combustibles fósiles que hay en la Tierra. Del mismo modo que se agotó el carbón en España, no tardará en agotarse el petróleo en todo el mundo, y en una civilización que se basa únicamente en un petróleo barato para que ésta sea viable, las consecuencias serán devastadoras. Esto hace que vayamos hacia el colapso.


Por cierto, Alicia Sánchez Camacho acaba de reconocer que nuestra deuda asciende a 977.000 millones de euros. , o sea nuestro PIB anual. Lo que no ha dicho es que ésa es nuestra deuda pública, luego falta la privada y la de las empresas, lo que hace que sea de más de 2 veces el PIB. Esa deuda es impagable. Por culpa de unos políticos manguis, varias generaciones de españoles estarán hipotecados.


Nadie se atreve a decir que España jamás saldrá de la crisis.


Un saludo a los amigos.








/*publicidad*/