La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

martes, 10 de abril de 2012

2ª Entrada del día: El único culpable del hundimiento de España.













¿ Era esto lo mejor que tenía la secta P$O€ para gobernar España ?


Produce pánico pensar que la Chacona pueda llegar al poder dentro de 8 años. Sería la desaparición, el hundimiento definitivo de nuestra patria.



Soy de la opinión que ZParo es un criptogay. Con la única mujer que ha estado en su vida es con alguien tan poco femenina como Sonsoles, luego esto nos da una pista de que ZParo " entiende ". Quizás, dentro de poco, cuando sólo sea un viejo bujarrrón, se decida a salir del armario.


En fin, dejémosle unos versos quevedianos a este ser deplorable, este subproducto de una secta que odia la libertad y odia a España.
Quiera Dios que jamás vuelvan al poder.


Despedida quevediana a ZP

 

Érase un ZoPenco de moral carente,
érase un ZePorro acomplejado,
érase un ZamPabollos con cero de cociente,
érase un embustero redomado.

Érase un gilipuertas indolente,
érase un pro abortista declarado,
érase un maldito delincuente,
érase un cobarde afeminado.

Érase un imbécil depravado,
érase un chiflado, un loco y un demente
que odiaba al católico creyente
y a Aquel que murió crucificado.

Érase un estúpido indecente,
érase un muñeco articulado
que por un atentado, casualmente,
manejaba las riendas del Estado.

Érase un Zoquete sin dos dedos de frente,
érase un patán endemoniado,
y érase un pueblo desgraciado
que pedía Libertad ansiosamente.

Érase un país desventurado,
érase un Gobierno negligente
que aplastaba la esperanza de la gente
y arrasaba con todo lo sagrado.

Pero el mal no perdura eternamente
ni se pierde la fe por un malvado;
al final el felón será juzgado
por indigno, traidor y prepotente,
y por el pueblo español será enviado
a tomar por culo atentamente.

/*publicidad*/