La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

viernes, 16 de septiembre de 2011

¿ Qué está pasando ? ( XXVI ) . El dinero es una estafa.




Nuestra vida, nuestra sociedad, está llena de estafas. El dinero es una de ellas.

                                     Haciaelcolapso



Vamos a explicar qué es el dinero. Como mejor se entiende es con un ejemplo:

Supongamos que tengo 1.000 € y los pongo en el banco. El banco está obligado por ley a mantener un 2% en caja, son los llamados coeficientes de caja. Entonces el banco presta 980 € de mis 1000 € depositados. Como mis 1.000 € siguen estando a mi disposición y siguen siendo míos, el banco ha creado 980 € de la nada. Es lo que se llama dinero fiduciario.

Es un timo legal pues el banco presta algo que no le pertenece, presta algo que aún no ha sido producido.

Pues bien, el timo continúa. Ahora el cliente del banco que tiene los 980 € en su poder se los gasta y le paga a otra persona. ¿Qué hace esa persona con los euros? Pues como buen ciudadano que es, los lleva al banco. El banco deja en caja el 2% y ya puede volver a prestar otra vez 960 €. De esta manera el banco puede llegar a multiplicar el dinero hasta 50 veces.  En los años en que se daban tantos créditos con alegría, aproximadamente de 2000 a 2009, a este fenómeno se le llamaba  “ exceso de liquidez”.

Hoy el crédito está más restringido. Muchas de las cajas de ahorro españolas - la mayoría gestionadas por políticos, o sea, pésimamente - están quebradas, luego los bancos desconfían entre sí y tratan de tener el mayor dinero físico posible, por eso dan los créditos con cuentagotas y a un altísimo tipo de interés, y a su vez remuneran más alto los depósitos.

El común de los mortales piensa: “¿cómo estos analistas dicen que hay mucho dinero, mucha liquidez, si todo el mundo debe créditos ?”. Pues precisamente por eso, porque el crédito es traer dinero del futuro, crear hoy de la nada un dinero que aún no existe y que se supone que nosotros iremos produciendo con nuestro trabajo futuro.

¿Qué efectos tiene para nosotros el que los bancos creen dinero de la nada? Pues al haber más dinero y los mismos bienes, el que los bancos creen dinero produce inflación, con lo cual nuestros ahorros y nuestro salario cada vez sirven para comprar menos bienes. En definitiva, los bancos están obteniendo beneficios a costa de robarnos lo que es nuestro, nuestra capacidad adquisitiva que disminuye año a año.

Alguno dirá: “no, porque para eso está el IPC que corrige nuestro salario, y para eso está el tipo de interés que rentabiliza nuestro ahorro”. Craso error. A estas alturas de la fiesta no creo que nadie se crea la patraña del IPC, un índice que no tiene en cuenta el bien más inflaccionario de todos, la vivienda; un índice que un día mete en la cesta de la compra las rebajas o ponerse implantes de silicona…

La inflación real sólo se puede obtener de una manera: restando al incremento de la M3 (masa monetaria) el crecimiento del PIB. Es lógico, si resto al incremento de dinero lo que aumentamos la producción, me ha de resultar el incremento de precios, que no es más que eso, el dinero “de más” respecto a los bienes.

Si la M3 es del 10% y el PIB crece el 3%, tenemos una inflación real del 7%. Si nos suben el sueldo un 2,7%, cada año perdemos más de un 4% de poder adquisitivo. Si nos pagan por nuestro dinero un 3%, cada año nuestros ahorros son un 4% menores. Nos están quitando nuestro dinero.

Si todos quisiéramos retirar nuestro dinero del banco, evidentemente se produciría la quiebra instantánea del sistema bancario, pues el banco no tiene nuestro dinero, sólo tiene un 2% (o poco más) del total depositado. El resto está en forma de préstamos e hipotecas que se supone se llegarán a cobrar algún día


Así es la realidad y así la hemos narrado.


Esta bitácora se halla únicamente comprometida con la verdad y la libertad.

Un saludo a todos los amigos que seguís este blog.

© Copyright Enrique B. H. http://haciaelcolapso.blogspot.com/
/*publicidad*/