La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

lunes, 11 de enero de 2016

España jamás saldrá de la crisis (377) Los borbones roban a manos llenas y se van de rositas.












Las pruebas sobre la culpabilidad de la longaniza (1,80 metros de choriza) Cristina de Borbón son apabullantes: firmas, documentos, grabaciones...incluso el folleto con el que el instituto sinónimo de lucro Nóos se presentaba para sablear las arcas públicas, llevaba impreso el careto de Cristina la ladrona.

Pero estamos en España, y aquí hay dos justicias: la de los ricos y la de los pobres.

Los ricos, para irse de rositas tienen la Doctrina Botín. El difunto Botín, muy católico él pero que como buen ídem (por ejemplo los Pujolone), se olvidaba del séptimo mandamiento, se libró de la cárcel porque el gobierno de turno movió los hilos sobre la Justicia (en España no hay separación de poderes, los políticos no hacen sino enmerdar la Justicia con su presencia) para que no hubiese acusación pública contra Don Emilione. Así se escaqueó del talego y de paso sentó jurisprudencia para que sucesivos ricos se libren de la cárcel cuando cometen delitos de guante blanco. A partir de ese momento, cuando no existe acusación pública, sólo privada, el demandado (que siempre será rico y poderoso) se va de rositas. En el caso de este par de ladrones, los Urdangarín, los Bonnie and Clyde, pero en pijos y cobardes, la única acusación es la privada del sindicato Manos Limpias, entidad privada que más lucha en España contra la corrupción, para que luego la progresía los llame ultraderechistas.

A esta morruda, a esta jeta, se la va a aplicar esa maldita doctrina que nos retrotrae a la Edad Media en la que los ciudadanos de a pie somos gleba, chusma, siervos, y los señores feudales están por encima de nosotros. De hecho ya se la están aplicando porque:

1.- La Abogacía del Estado, cuya misión es querellarse contra esta tipeja porque ha saqueado al erario  público, no presentará cargos contra ella.

2.- El fiscal Horrach, con fama de implacable, en este caso desde el minuto 1 ha actuado como el mejor abogado defensor de esta mangante. El Vividor-Follador pudo haberse ahorrado la millonaria minuta que nos costarán, (porque en el colmo del absurdo, la defensa de esta tipeja la paga su padre, o sea, nosotros) los servicios del equipo del abogado separatista Miguel Roca.

3.- Hacienda tampoco presenta cargos contra ella, peor aún, Hacienda ( somos todos..JAJAJA) ha llegado admitir como verdaderas, facturas falsas presentadas por esta tía.

Estamos hablando de posibles delitos cometidos por funcionarios públicos, entre ellos prevaricación, para que esta tipeja se vaya de rositas luego de haber robado un montón de millones de euros de dinero público.

Seguro que luego serán "bien pagaos".

Lo que está claro es que esta tía sólo se dedicó a copiar lo que vio hacer a su padre toda la vida:: comisionar, sablear, defraudar.

Y lo que ya es el descojone es que su hermana Elena, la intelectual de la familia, cuando se enteró de que Cristina se montó un chiringuito para robar, la quiso imitar y montó otro. Lo tuvo 3 meses abierto y no pudo trincar nada. Luego su papá le ordenó cerrarlo.

Como siempre, llegó con retraso.


Para quien tenga curiosidad por conocer la vida y andanzas de esta dinastía de mal vivir que en mala hora arribó a España, tenemos en Haciaelcolapso un hilo muy chulo titulado La dinastía borbónica, una lacra para España.

Con las andanzas de esta tropa durante los 316 años que los llevamos padeciendo, da para una teleserie del máximo morbo. La realidad supera la ficción.












/*publicidad*/