La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

sábado, 24 de marzo de 2012

El fin de la historia. ( escrito el 21 de junio de 2009 )



Gráfico en el que podemos apreciar el pico de producción de petróleo por países; el pico de producción mundial alrededor de 2005, y proyección de futuro hasta 2010 en el que se ve la brutal caída de extracción a nivel global.





Todo poder siempre intenta manipular a sus ciudadanos. En occidente, nuestros líderes políticos han hecho creer a la población que el supuesto cambio climático es culpa del hombre; que la globalización es el fin de la Historia - como el título del famoso libro de Francis Fukuyama en el que este sociólogo aseguraba esta teoría - ; y que nos espera un dorado futuro de " desarrollo sostenible " - estas dos palabras en sí son contradictorias. En efecto, en un mundo con recursos limitados, es imposible crecer ad infinitum - en el que las más variadas y novedosas tecnologías ( nanorrobots, manipulación genética, energía de fusión, etc...), nos deparan un mundo libre de sufrimientos, con coches voladores, eterna juventud y salud asegurada: todo es mentira.

Es indicativo de las señales geológicas que nos manda la Tierra, que en un mundo en recesión económica, el petróleo no deje de subir de precio.

Los economistas de la Tierra plana culpan a la OPEP de esta situación, lo que no explican es porqué cuando el petróleo llegó a costar más de 147 $, este cartel fue incapaz de bombear un solo barril más. La razón es bien sencilla: estaban a tope de producción. Además, los propios países de esta organización están aumentando enormemente su consumo de crudo, fagocitan su petróleo, luego difícilmente pueden exportarlo.

Los grandes yacimientos se están secando. En lo próximos años habrán de descubrirse otros nuevos que produzcan 20 millones de barriles diarios si queremos mantener el actual nivel de consumo. Esto es imposible.

Las agencias mundiales de energía y las grandes multinaciones petroleras convocan ruedas de prensa para informar de sus magros descubrimientos de nuevas reservas, nunca lo hacen para informar de los pozos que deben cerrar porque están agotados.

Quiero recordar que para que un pozo esté agotado es suficiente conque se haya consumido el 40 % de la totalidad de sus reservas, pues a partir de ese punto resulta antieconómico seguir extrayendo crudo de él.

La globalización alcanzó su cénit en 2007, si miramos el aporte del comercio mundial en el consumo total de petróleo.

Las grandes empresas han trasladado sus fábricas a países tercermundistas como China, convirtiendo a este gigante en la fábrica del mundo por mor de una población de esclavos sometidos a la feroz tiranía comunista. Qué paradoja que el mismo sistema político que promete salvar a los débiles de la explotación capitalista, someta a sus trabajadores a condiciones laborales infrahumanas, pero en fin, a estas alturas de la historia, la ultraizquierda solo puede convencer de sus postulados a cuatro lerdos.

La globalización está desapareciendo porque para que subsista es necesario un combustible barato para trasladar los productos manufacturados por esclavos en países lejanos.

Estamos asistiendo al constante aumento del precio del petróleo por mor de su inevitable agotamiento. Pronto lo veremos costar cientos de dólares, lo que hará inviable esta estafa global que es la globalización, valga la redundancia.

Las mismas empresas que abandonaron occidente en busca de esclavos para su producción, habrán de retornas humilladas, con el rabo entre las piernas, debiendo asentarse lo más próximas posibles a los centros de consumo para así minimizar el brutal impacto que un petróleo a precio prohibitivo supondrá para el costo del transporte de sus productos.

El poder manipula la información, así hacen creer a la ciudadanía que dentro de 30 años viajaremos en naves por el espacio, cuando en realidad volveremos a las carretas tiradas por mulas.

Un saludo a todos amigos los que seguís este blog.


© Copyright Enrique B. H. http://haciaelcolapso.blogspot.com/
/*publicidad*/