La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Tiremos de la manta!

Los que de verdad saben lo que se cuece en las alturas, la oligarquía financiera mundial,i nvierten en el valor refugio por excelencia:el oro.

Éstos, que lo controlan todo: a nuestros politicuchos, los medios de comunicación, las estadísticas y hasta dirigen modas y opiniones de una masa adocenada,s aben que la situación económica mundial va a explotar y ya se están cubriendo las espaldas.

Estos son los posibles paraísos de refugio cuando el mundo colapse; todos tienen como características comunes que son países muy civilizados -nada de tercer mundo- ,suelen estar poco poblados y tienen grandes reservas naturales-salvo Suiza - éstos tienen a su favor su sempiterna estabilidad - con las que esquivarán las penurias que nos tocará sufrir al resto de los mortales:

USA, Canadá, Noruega, Suecia, Islandia -a quien le guste un destino exótico y gélido-,Finlandia, Suiza, Rusia, Australia, y Nueva Zelanda.

Allí veremos emigrar a muchos chachiprogres españoles-peperos incluídos-,aristócratas y a los reyes.

Estos países se armarán hasta los dientes para que no les invada la turba de desesperados que intentará acceder a ellos.

Para poder emigrar a estos países te pedirán un fuerte patrimonio en oro, porque el resto de activos, incluyendo el dinero, carecerá de valor.

Los pobretones a los que se nos vedará el mundo de los ricos, asistiremos al Colapso de la Civilización Industrial.

Nuestra sociedad se ha levantado al igual que esas urbanizaciones construídas sobre torrentes secos: viene de imprevisto la naturaleza y recupera lo que es suyo.

Ahora mismo,nuestro mundo está haciendo trampas jugando al solitario. Tiempos tumultuosos se avecinan en los que comprobaremos que nuestra educación, nuestra civilización, es sólo una débil capa de barniz sobre la condición inherente al género humano: la barbarie.
/*publicidad*/