La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

viernes, 8 de octubre de 2010

España jamás... ( XIII ): El fin de Europa.


Madre de cualquier pijoprogre.




En el siglo V de nuestra era, el Imperio Romano se hundió definitivamente dando paso a la oscura Edad Media, etapa que duró alrededor de mil años, y que acabó en el Renacimiento. Éste no era otra cosa que la mera recuperación de la sabiduría alcanzada en las civilizaciones Griega y Romana.

En los últimos años del Imperio Romano, éste sobornaba a los jefes bárbaros para no ser atacado; la profesión militar estaba totalmente desprestigiada, y sus legiones estaban copadas por mercenarios bárbaros; la propia ciudad de Roma estaba llena de inmigrantes bárbaros; su casta política estaba totalmente corrupta, etc...

Ciertamente, los paralelismos entre el colapso del Imperio Romano y la actual situación de Europa, son clarísimos.

Europa, la misma que hasta hace pocas décadas se repartió todo el planeta. La misma que llevó la luz a unos bárbaros que hasta la llegada de los europeos se dedicaban aún a los sacrificios humanos, se halla ahora acomplejada, invadida, decadente, envejecida..., y son los propios descendientes de los salvajes a los que Europa llevó la luz, los que nos traen las tinieblas al Viejo Continente.

Si los europeos fuésemos a los países de cualquier Machu Pichu, M´Opongo, Ali El Julai, Xao Xo Xin, etc..., en el plan que vienen ellos al nuestro, seríamos expulsados de allí como poco a patadas, como de hecho lo hemos sido: como guerras de " liberación " o por la " independencia ", vienen reflejadas en los tratados de Historia, la expulsión de los europeos de países fundados por los propios europeos, ya que cuando Europa arribó a esas tierras no se encontró con país alguno, solo con tribus de salvajes cuya " civilización " sería digna de figurar en películas del género gore.

A modo de ejemplo, el bigote que lucen los hombres en Irak, India o Paquistán no es otra cosa que una copia del bigote que lucían los británicos que llevaron la luz a esas tierras.

Cuando el " invadido " imita al " invasor " está claro quién tiene un claro complejo de inferioridad.

Tras este párrafo, algún pijoprogre aducirá que también los europeos hemos traído costumbres de sus culturas. Obviamente, entre esas " costumbres " jamás nombrará la lapidación de adúlteras, ejecutar a la viuda tras la muerte de su marido, la ablación del clítoris, la poligamia, y demás barbaridades conque nos obsequia esa ideología monstruosa que es el Islam.

Muchos son los culpables de la invasión inmigrante que padecemos en España, los principales: la burguesía, los ricos. Éstos, para ejecutar esta invasión se han valido de la casta política, la casta sindical, los pijoprogres, la Iglesia, sindicatos, onegetas...: todos éstos, y un pueblo con poca personalidad, temeroso de ser tildado como facha, nazi, racista, retrógrado..., el mismo pueblo que no movió ni un dedo cuando veía cómo los inmigrantes se ponían delante de los nacionales en lo que son los derechos inalienables de los españoles - sanidad, trabajo, educación, vivienda...-, vamos: un pueblo de eunucos.

Un hombre ha de tener personalidad, criterio; no estar lobotomizado por unos medios de agilipollamiento de masas.

Hace pocos dias, ZPorculizator ha desbarrado ante la ONU, jactándose que durante su mandato España ha duplicado su aportación a la " ayuda al desarrollo ": para que nos entendamos: el dinero que pagamos a los sátrapas del sur para que nos envíen los menos invasores posibles.

Estos dias asistimos a un aumento de las pateras que arriban a nuestras playas; esto, como lo de la tensión de la frontera de Melilla, no es sino otra extorsión del sultán de Marruecos, que quiere más dinero para sí mismo - este macarra moro también es conocido como Mr. 51 %, ya que toda empresa que pretenda cotizar en la bolsa de Rabat ha de darle el 51 % de sus beneficios a este chulo -.

Recientemente ha habido elecciones al parlamento sueco, un país que goza de un nivel de vida mucho mayor que el nuestro y en el que la inmigración ocasiona muchos menos problemas que en España, pues bien, allí un partido antiinmigración ha logrado el 6 % de los sufragios.

Mientras tanto en España sube en intención de voto el PP y UPD - ambos proinmigracionistas -.

El tinglado proinvasor puede llevar el primer palo de la historia española, en las elecciones catalanas del próximo noviembre. Por lo pronto, la líder de este partido en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, que se teme una fuga de votos de su partido para el de Anglada, ya reclama la " igualdad de derechos de los españoles con los inmigrantes ".

No, Aliciaenelpaísdelasmaravillas, no: se debe ir hacia la prioridad para los españoles, algo que es de sentido común y que países más desarrolados que el nuestro y con más tradición democrática, han practicado desde siempre para con sus nacionales : Australia, Canadá, Japón, etc...

Vosotros, el PP, careceis de principios: habeis quitado la bandera española en la web del PP de Vascongadas y la habeis sustituído por ese maldito trapo manchado de sangre, e inventado - copiado de la Union Jack británica por el hermano de ese psicópata que era Sabino Arana, que es la Ikuriña.

Bien que se cuida el PNV que no salgan a la luz los libros de ese trastornado - en palabras del mayor intelectual de su época: Unamuno -, que era Arana. A su lado, Mein Kampf es un tratado de buenas maneras.

Y en Galicia Feijoo ha puesto al frente de su política lingüística a otro energúmeno, en este caso un bloqueiro, con lo cual la marginación del idioma español está garantizada.

Sólo deseo el éxito de Anglada, que su proyecto no se quede en agua de borrajas, y que pueda ser exportado al resto de España. Sólo así los partidos " políticamente correctos " , ante la tragedia que para ellos supondría perder la mamandurria del poder, empezarán a ponerse las pilas en el tema de la inmigración y a obrar en consecuencia: comenzar con las expulsiones masivas de inmigrantes: legales, ilegales, con o sin delitos en sus espaldas: que se vayan de España.
/*publicidad*/