La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

lunes, 17 de marzo de 2008

La mayor estafa de la Historia.

 
Posted by Picasa


Empezamos la semana con fuerza: el petróleo ya va por los 111,80 $.

Un tema colateral a la subida exponencial del precio del crudo es el del hundimiento del dólar; recapitulemos:

Sadam Hussein firmó su sentencia de muerte cuando en 2001 comenzó a vender su petróleo en euros.

Ningún mass media español ha informado que Irán abrió hace pocas semanas una bolsa de venta de petróleo en euros y que a Japón le vende el petróleo en Yens; pues bien, Venezuela ha empezado a vender su petróleo en euros, francos suizos y yens.


¿ No tendrá algo que ver en el cabreo yanqui con estos países el hecho que desprecien la moneda imperial?

Los países productores se han dado cuenta de la estafa: ellos les dan su petróleo a los yanquis y éstos, a cambio, les dan cromos verdes; y les llamo cromos porqué es una moneda que carece de credibilidad pues se sustenta sobre una deuda superior al PIB terráqueo.

Si se piensa fríamente, a los USA el petróleo importado les sale gratis pues para pagarlo solo deben darle a la máquina de imprimir papelitos verdes: los USA están exportando su inflación.

Al igual que Roma impuso el sestercio a sus provincias, USA impone el dólar a las suyas: todos los imperios funcionan igual.

¿Cuál es la credibilidad de una divisa cuando ya se han dado casos en los que países extranjeros han querido hacer inversiones en USA y los yanquis no les han acepatado que las efectuasen en dólares?

El billete verde es la mayor estafa de la Historia.

domingo, 16 de marzo de 2008

Aprovechen, que la fiesta se acaba.

 
Posted by Picasa



Hasta el año 1859 habitaban la Tierra apenas 1500 millones de personas; la inmensa mayoría vivían en la miseria, en un mundo brutal y cruel que les deparaba una esperanza de vida de solo 30 años; pero ese año sucedió algo que cambiaría el devenir de la Historia: Edwin Drake perforó el primer pozo de petróleo, en Pennsylvania.

Image Hosted by ImageShack.us


A partir de este momento da comienzo nuestra actual civilización industrial. El disponer de una energía abundante y barata - el petróleo- permitió potenciar el comercio, con lo que las clases populares pudieron abandonar la autarquía y accedieron a productos producidos o manufacturados a miles de kilómetros de distancia; por ejempo, en EE.UU los alimentos viajan una media de 4000 km entre origen y destino. También permitió la aparición del plástico, haciendo asequibles multitud de utensilios; el desarrollo de las medicinas -disminuyendo la mortandad y alargando la esperanza de vida-; la construcción de miles de autopistas, que potencian la movilidad; el desarrollo de la aviación; etc...; en fin: que la nuestra es la civilización del petróleo.

Mientras hubo abundancia de petróleo barato, la mayoría de los países occidentales implementaron un estado del bienestar, una fiesta continua a la que ahora -lógicamente- se quieren autoinvitar nuevos países -los BRIC, dragones asiáticos, repúblicas exsoviéticas, algún país de América latina, etc...-; pero sucede que todos estos postulantes a miembros del mundo occidental llegan demasiado tarde: en Mayo de 2005 el mundo alcanzó el céntit de producción de petróleo; el pico de extracción que jamás será superado.De esta noticia, una de las más importante de la Historia, no se ha hecho eco ningún mass media; al sistema no le interesa que trascienda a la opinión pública.

martes, 11 de marzo de 2008

El rey está desnudo.

 
Posted by Picasa



Casi todos conocemos la Fábula del Rey Desnudo, aquel antiguo cuento en el cual dos pillos se presentan en un reino haciéndose pasar por sastres, unos sastres que harán un traje tan magnífico a su rey que solo serán capaces de verlo aquellas personas que sean inteligentes; los tontos no tendrán la capacidad de percibirlo.

Llega el día en el que el "traje" está "terminado" y, al presentárselo al rey y él no ver nada, y ante el temor a ser tomado por tonto, asegura que el traje es precioso. Eso mismo decían todos los adultos del reino aunque veían a su rey pasearse desnudo, por miedo a ser calificados de tontos. Esta situación del rey paseándose en pelotas se mantuvo hasta que un niño gritó ¡ el rey está desnudo!, entonces, el resto de los súbditos perdieron su miedo a ser tomados por estúpidos y gritaron la verdad: ¡el rey está desnudo!.

Algo parecido sucede con la situación actual de comienzo del declive de la producción de petróleo, solo que esta vez los silenciosos no callan por miedo a ser tomados por tontos sino por puro interés.

- Callan las petroleras:

Temerosas de que sus acciones se hundan si trasciende que su negocio tiene los días contados; que solo son capaces de mantener la producción comprando a sus competidores más pequeños; profundizando cada vez más para seguir extrayendo el preciado líquido - siempre de peor calidad- ; teniendo que recurrir a carísimas tecnologías para mantener el ritmo; perforando en los lugares más inhóspitos del planeta en busca de los últimos yacimientos, aquéllos de los que extraerán un petróleo caro t de baja calidad; reabriendo pozos abandonados por baja rentabilidad ya que, a los precios actuales, vuelven a ser rentables...

- Callan los analistas bursátiles:

¿ Qué porvenir les espera en unos mercados que, indefectiblemente, serán bajistas?

¿Qué sentido tienen sus "sabios" consejos?.

- Calla el sector del automóvil:

¿ Quién comprará un vehículo sabiendo que el litro de gasolina pronto costará varios euros?

- Lo mismo hace la banca: 

¿ A quién le endosarán un hipoteca a varias décadas a sabiendas que los tipos de interés no dejarán de subir para intentar -inútilmente- subyugar la inflación?

- Mantienen silencio las constructoras: 

¿ Cómo venderán sus zulos si se conoce que al acusarse el agotamiento del petróleo, la vida en las ciudades será infernal ?

- ¿ Y los políticos?

¿ Cómo le dicen a sus posibles votantes que les van a recortar las prestaciones sociales, que les van a subir los impuestos, que son impotentes para detener la escalada del paro...?

- ¿ Y los empresarios ?

¿ A quién venderán sus productos si los consumidores comienzan a ahorrar férreamente en previsión de los duros tiempos que se avecinan ?

La lista de interesados silentes es extensísima.

Como en la fábula, ya ha habido un "niño" que ha dicho la verdad: el petróleo se agota: Chávez.

Lo malo es que Chávez está considerado como loco - o afiebrado, que dicen por aquellas latitudes-. Pero el resto de los mandatarios mundiales no se atreven a secundarlo, por cobardía e interés.

Está claro que solo los niños y los locos dicen la verdad.

Un saludo a los amigos que seguís este blog.


© Copyright Enrique B. H. http://haciaelcolapso.blogspot.com/

jueves, 6 de marzo de 2008

La crisis económica final: el colapso de nuestra civilización industrial.

 
Posted by Picasa


Proyección de la producción mundial de petróleo realizada por Hubbert en 1971 y publicada en Scientific American. La curva superior muestra que, aunque las reservas fuesen vez y media mayores, la fecha del pico de la producción solo se retrasaría ocho años, y el tiempo que la humanidad invertiría en consumir el 80% de todas las reservas mundiales se ampliaría tan solo seis años.





Estamos entrando en una crisis económica; casi todos los indicadores así lo demuestran (paro, inflación, confianza, consumo, etc...).

Ante esta crisis, cabe preguntarse dos cuestiones fundamentales: ¿Cuál es su alcance y cómo saldremos de ella?

El alcance no atisvamos a verlo ni de lejos, puesto que solo estamos empezando la recesión.

Los economistas - formados todos en la creencia implícita de que la Tierra es plana, que sus recursos son inagotables- piensan que ésta es una más de las infinitas crisis del eterno ciclo capitalista expansión-contracción-espansión...; pero en esta crisis se da un hecho único, jamás acaecido en crisis económicas anteriores: el petróleo se está agotando; ya alcanzó su cénit de producción en mayo de 2005; ahora estamos en una meseta que nos llevará hasta 2012 y a partir de esa fecha vendrá el declive final.

Para ver mejor hacia dónde nos dirigimos, pongamos el caso del paradigma de la economía del crecimiento perpetuo: Estados Unidos.

Los USA se han aupado como única megapotencia económica mundial gracias a dos factores fundamentales: un valioso capital humano y una enorme disponibilidad de energía barata.

EE.UU disponía hasta hace poco tiempo de enormes yacimientos de carbón, gas natural y petróleo; de estos tres combustibles fósiles, sólo son autosuficientes en carbón, los otros dos ya han de importarlos en porcentajes que llegan hasta más del 70% en el caso del petróleo.

En el caso del gas natural, recientemente han tenido que recurrir a las importaciones para cubrir su astronómica demanda -la mayoría de su electricidad procede de centrales de ciclo combinado-.

En lo único que son autosuficientes es en carbón, y no por mucho tiempo.

En el caso del uranio - el 20% de la electricidad en USA procede de nucleares- han de recurrir hasta a importaciones del plutonio de misiles nucleares rusos, desmontados por mor de los acuerdos de desarme

Y es que ya nos lo advirtió Hubbert hace más de 50 años: todos los combustibles fósiles - y los minerales, pero ése es otro tema- tienen su curva de extracción con forma de campana de Gauss; caso aparte son los yacimientos de gas: un buen día, de repente, sin previo aviso, se agotan. Que se lo digan a los norteamericanos que andan como locos comprando gas para seguir moviendo sus centrales de ciclo combinado.

Resumiendo: la energía barata es condición sine qua non para que funcione la economía y, por ende, nuestra civilización industrial.

Con el precio del petróleo subiendo exponencialmente, la hiperinflación está servida; pero sucede que no habrá medida económica alguna que pueda yugular esta hiperinflación - ni aún la aberrante congelación salarial, a la que de seguro recurirán los gobiernos- ya que éste es un fenómeno estructural.

Una inflación desbocada acarreará constantes subidas de los tipos de interés, lo que terminará por apuntillar la economía.

No nos extenderemos en las consecuencias desastrosas para la sociedad que acarrea una economía en constante declive, ya que son de sobra conocidas.

Game Over.

Un saludo a los amigos.

domingo, 2 de marzo de 2008

El cénit de todo.

 
Posted by Picasa


He querido titular así este artículo parafraseando al libro de Richard Heinberg ( Peak Everything) porque nuestra civilización está implícitamente basada en un paradigma aberrante: en una Tierra finita, el crecimiento y, por ende, los recursos, han de ser ilimitados.

Así, nos encontramos con que ya hemos atravesado el cénit del petróleo en 2005; el del gas natural llegará en 2020; el del carbón en 2025 y, el del uranio ha sido en 1981. La escasez de uranio es acuciante habida cuenta que la producción mundial es inferior al consumo, habiendo de suplir esta diferencia con el plutonio de los misiles rusos y americanos que se desmontan por mor de los tratados de desarme; a modo de ejemplo diré que la minería del uranio produjo en el año 2005 108 millones de libras y se consumieron mas 150 millones de libras, y que su precio se duplica cada 18 meses.

Pero no sólo estamos esquilmando las reservas de combustibles fósiles; los minerales tampoco se libran:



Mineral/ Año del cénit

Mercurio 1962
Telurio 1984
Plomo 1986
Potasio 1989
Fósforo 1989
Titanio 1989
Selenio 1994
Circonio 1994
Renio 1998
Galio 2002
Cobre (aproximadamente) 2040



Ante este panorama, ¿ cuánto durará la fiesta?

Vuelvo a remitirme al mismo Heinberg y a otro de sus libros: The party is over.




/*publicidad*/