La Campana de Hubbert

La Campana de Hubbert
¿ En qué punto estamos ?

Ésta es la cruda realidad:

Cénit de producción del uranio, en el año 1981.

Cénit de producción del petróleo convencional, en el año 2005, año cero de la Era Hacia el Colapso.

Cénit de producción de gas natural, estimado para 2020.

Cénit de producción de carbón, estimado para 2025.

Luego volveremos a la Edad Media, pero esta vez con 7. 000 millones de habitantes sobre la Tierra.

Ésta es la realidad, el resto pajas mentales tierraplanistas.












Curva energética de la Historia.
La realidad no entiende de corrección política, mayorías, cuotas, ni opiniones consensuadas. La realidad, es.

Hacia el colapso

viernes, 6 de noviembre de 2009

Segundo aniversario de haciaelcolapso.


( Pulsar sobre la imagen para ampliar la foto del Circo )


Llegado el segundo aniversario de este blog, es hora de recapitular.

Éste es un blog prospectivo: en él trato de pergeñar qué sucederá en el mundo en los próximos años. Para ello me valgo del monstruo que el Sistema oculta - el cénit del petróleo -, y calculo qué y cuándo sucederán los terribles acontecimientos que un petróleo caro acarrearán.

Hago especial énfasis en que yo jamás hablo de agotamiento del petróleo. Por supuesto que dentro de miles de años aún quedará algún barril de petróleo en la Tierra, pero...¿ a qué precio ?

Alguien dijo que el petróleo es un bien tan valioso que debería ser vendido en las farmacias.

El problema para la economía mundial es el fin del petróleo barato.

La base de la que parto es simplísima: nuestra economía se basa en un paradigma: el crecimiento continuo, sin él, explota la miseria.

Si es que ya lo dijo Schopenhauer: el estado natural del hombre es la miseria.

Prueba palpable de lo que acabo de afirmar es la situación actual de crisis económica en España: al hallarnos decreciendo a tasas superiores al - 4 % interanual y, necesitando nuestro país crecer a tasas del + 3 % para crear empleo, vamos hacia el abismo.

Quiero hacer especial hincapié en el tema del crecimiento continuo; casi nadie se para a pensar que tal premisa es una aberración: siendo la Tierra un planeta con recursos limitados, es imposible crecer infinitamente; de hecho, quien esté interesado en el tema, en posts anteriores doy cuenta de los años en que se superaron o están previstos se alcanzcen los cenits de producción de los más valiosos recursos.

De todo lo vaticinado por mí desde que comencé este blog, sólo erré en un punto: en el momento álgido de la burbuja inmobiliaria mundial, el mundo crecía al 4 % y, en consecuencia, el petróleo llegó a costar 147, 5 $. Ahí aseguré que nunca volveríamos a ver precios bajos del crudo.

Por cierto, a esos precios del petróleo ya vimos lo que sucedió en España: huelgas de transportistas; los pescadores no salían a faenar porque perdían dinero con un gasoil tan caro...: las primeras tensiones sociales ante un petróleo caro.

España no puede soportar un petróleo que cueste por encima de los 150 $, y pronto veremos al oro negro rebasar olímpicamente esa cota.

Resulta totalmente absurdo comprar un coche a sabiendas que en los próximos años el petróleo costará cientos de dólares. Bien que se encargan los medios de des - información de ocultar esto, así como de pregonar las " bondades " del coche eléctrico.

El cochecito eléctrico de marras es un insulto a la inteligencia, con lo cual no perderé ni un segundo en desmontar tamaña memez.

Paradójicamente, este fallo me ha dado la razón en el sentido que el crecimiento continuo lleva pareja una creciente demanda de crudo.

De hecho, por cada punto de PIB que crezca el mundo, lleva acarreado otro punto de incremento de consumo de petróleo.

Por otro lado tenemos el " número de La Bestia ", el 6: el 6 % es el límite del
gasto mundial del PIB en petróleo; rebasando esa cifra, la economía global se desmorona.

Cuando el mundo comience a salir de la crisis, comenzará a devorar nuevamente petróleo pero, esta vez, ya hemos alcanzado el límite de producción mundial: el mundo puedo malamente producir poco más de 85 millones de barriles al dia.

Continuamente los medios de des - información reportan enormes descubrimientos en las costas de Brasil, en el Golfo de México, etc...

Lo que no cuentan estos analfabetos energéticos es que tales descubrimientos están en aguas abisales, a unas profundidades y en unas condiciones tales que para poder extraer ese petróleo, se necesita una nueva tecnología, una tecnología para la que aún faltan años para su aparición y que, de hacerlo, será costosísima; luego el petróleo descubierto será carísimo de extraer.

Tampoco cuentan que los doce mayores campos petrolíferos mundiales están ya en franco declive.

La industria del automóvil, la de la aviación, el turismo de masas, están sentenciados. Pocos años les quedan; el petróleo caro hará que pasen a la Historia.

Los nacidos en los años 60, los baby boomers, somos la generación pico: somos un caso único en la Historia: hemos vivido mejor que nuestros padres y que lo harán nuestros hijos.

A lo largo de los tiempos, todas las generaciones vivieron terribles cataclismos - plagas, guerras, revoluciones...-, ¿ tan vanidosos somos como para pensar que nosotros seremos la excepción ?

Conforme se agoten los recursos, las guerras se multiplicarán.

¿ Qué son las guerras africanas, Irak, Afganistán, las tensiones entre los diferentes países de latinoamerica, sino guerras por recursos ?

El universo entero, el planeta Tierra, son seres vivos: tienen conciencia de sí mismos.

Del mismo modo que el cuerpo humano tiene líneas energéticas, también las tiene la Tierra: las líneas Ley.

Gaia es consciente de que le ha salido un parásito: el hombre, y este parásito no para de multiplicarse y de agotar los recursos naturales.

Nuestro planeta sólo puede albergar de un modo sostenible a no más de 500 millones de personas, y viviendo éstas de un modo muy austero.

En este momento somos casi 7000 millones de humanos, de los cuales más de mil viven a todo tren, y el resto pretende imitarles: esto es insostenible.

¿ Cómo se liberará Gaia de este chancro que nosotros le suponemos ?

Yo me decanto por la guerra.

Según se agoten los recursos, fundamentalmente el petróleo, nadie renunciará a las ventajas del oro negro; esto acarreará la proliferación de esa abominación que son los biocombustibles.

Éstos, básicamente lo que hacen es detraer productos básicos para la alimentación humana y animal, con el fin de convertirlos en combustible.

Con las clases medias hundidas y un mundo repleto de famélicos, la desesperación colectiva será terreno abonado para predicadores del odio y de doctrinas radicales.

La chispa que encienda la III Guerra Mundial saltará en Oriente Medio; allí confluyen odios atávicos, intereses geoestratégicos y las mejores y mayores reservas energéticas del mundo.

Israel ya cuenta con 3 submarinos nucleares, uno de los cuales se halla siempre en el Mediterráneo. Cuando se sumergen, lo hacen por un mes entero.

Sus ojivas apuntan hacia sus vecinos: caso de un ataque con armas no convencionales sobre Israel, sus comandantes responderán con misiles nucleares.

Estos 3 submarinos han sido fabricados en Alemania y han costado 1000 millones de euros cada uno. Otros 4 están en Alemania en construcción para entregarlos pronto a Israel.

Israel es un país tan pequeño - 21000 kilómetros cuadrados -, que un sólo ataque nuclear, biológico o químico sobre él lo destruiría por completo.

La respuesta inmediata de Israel sería el fuego nuclear sobre las naciones musulmanas.

La cuenta atrás está en marcha.

Un saludo a todos los que seguís este blog.


© Copyright Enrique B. H. http://haciaelcolapso.blogspot.com/
/*publicidad*/